Ávila – Los Cuatro Postes

Pablo 25 septiembre 2014 0


promover-que-las-universidades-pc3bablicas-existentes-en-c3a1vila_pc3a1gina_2_imagen_0002

Se trata ahora de uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad de Ávila y está especialmente recomendado para los amantes de la fotografía y las leyendas antiguas.

Alejado de los ruidos del centro de la ciudad y con una inmejorable vista, en la zona de extramuros, se encuentra el monumento religioso de los Cuatro Postes. Estos “postes” son realmente columnas de estilo dórico de 5 metros de altura sobre cuyos capiteles se soportan los arquitrabes con las armas de la ciudad. En el centro del cuadrado brilla una cruz de granito sobre una peana.

Como lugar emblemático que es, los Cuatro Postes poseen leyenda: se cuenta que en 1157 los habitantes de Ávila organizaron una romería en la antigua ermita de San Leonardo para rogar por la desaparición de la enfermedad de la peste que estaba arrastrando a su paso por la ciudad con decenas y decenas de enfermos. Aprovechando las plegarias de la ciudad, los musulmanes aprovecharon el descuido para llevar a cabo la invasión que tanto tiempo llevaban esperando y llevarse todo lo que había de valor. Pero pronto se organizó una partida para perseguir y derrotar a los musulmanes. Sin embargo, cuando se encontraban de camino, muchos de los integrantes de la partida decidieron huir y volver a la seguridad de la ciudad. Una vez conseguida la victoria y de regreso a sus casas, los vencedores de Ávila se dieron cuenta de que esos cobardes que huyeron en la persecución por los musulmanes habían cerrado las murallas y exigían parte del botín. Enterado de ello, el rey Sancho II de Castilla viajó hasta Ávila y condenó a los traidores a vivir en la zona de extramuros, donde hoy y desde 1566 se levanta este monumento de los Cuatro Postes.